65. #unmesdespués

¿ Alguna vez se propusieron hacer algo y no lo cumplieron? Yo sí ¿Eso como los hizo sentir? A mí, peor de lo que estaba.
Creo que el hecho de que abandoné el blog por todo un mes, está muy relacionado con lo mal que me sentía, y el retomar terapia claro, es fácil escribir para contar algo lindo, para quejarse o incluso cuando estas indecisa o confundida y buscas consejos, pero es muy difícil dejar un registro escrito de lo mal que te sentís, de como apestan tus días y encima sin siquiera saber ni entender porque estas así.
No deje de escribir, yo siempre escribo. Pero escribir cuentos, canciones, poemas, párrafos sin sentido me resultó más llevadero que escribir el diario estos días. (Aunque sí registre algunos momentos, aunque no me animé a subirlos)
Creo que era más fácil mirar para otro lado, que sentarme a repasar mis días y mis sensaciones.
Hoy a casi un mes de retomar terapia y con 7 sesiones realizadas se que no quiero abandonar este proyecto, no se porque, pero sí se que quiero seguir con esta catarsis cómplice entre ustedes y yo. Porque en mi interior aunque un poco me avergüenzo creo que esto me está llevando a otro lado, no se exactamente a donde. Pero se siente como el camino correcto.
¿Me entienden?

Que pasó durante este mes, bue la cosa es más o menos es así.

Dejé finalmente mi emprendimiento de ropa infantil.
Ezequiel, no me dijo que soy una vaga, pero me lo dio a entender.
Gracias a la terapia entendí que, ya que no le conté todo lo que me pasaba, y ni mis amigas, ni yo misma me entendía era bastante lógico que el pensará que eso.

Igual lo que sigo sin entender es porque no le gusto para nada que abandoné mi emprendimiento.

Decía que no necesitabamos la plata, que los sábados no fuera a comprar porque él jugaba, y se enojó, bue se molestó porque dejé.
Eso no logré comprenderlo aún, quizás en 7 sesiones más.

Una buena, es que durante este mes baje 3 kilos y sigo con el Gym. Me quedan 9 todavía, pero estoy feliz.
Ahora estoy queriendo hacer un poco de dieta además.

Finalmente Joacko logro decirle a Eze que no quería ir más a fútbol . Eze intentó convencerlo, pero no lo dejé.
Game Over para el babyfútbol y los padres dementes, por lo menos por ahora.
Igual me dio pena Eze. Parecía que le habían dado una noticia terrible, aunque la piloteo bien delante de Joacko.
Yo le dije que es chico, que quizá más adelante quiere ir.
Dicen que es de lo más común con los hijos del mismo sexo, yo porque tengo varones. Pero si quizá si tuviera una nena y no quisiera hacer gimnasia deportiva, me pasaría lo mismo.
Bien por Joacko, pero pobre Eze, fue un K.O para él.

Paso mucho tiempo en el baño.
Últimamente me encierro mucho ahí y no sólo para llorar, también para respirar cuando me siento ahogada. ¿Qué loco no?
¿Será posible que el único escondite de la casa para una ama de casa sea el baño? Se vuelve como una especie de santuario, por mas mojado, mohado y oloriento que esté. Y aun así, te interrumpen. Basta que te metas, para que alguno quiera entrar o te pregunte donde está algo. Google por favor apurarte con la apps GPS para las cosas de la casa.

Uno de los momentos que registre fué cuando tuve que cancelar un turno con el dentista (no es que ame ir al dentista)
Porque tenía miedo, no miedo del dentista.
Si no de cómo ir y como volver.
Yo me sigo atendiendo con el dentista de cuando era soltera y no es tan lejos, pero es trasmano.
Ni siquiera quería manejar, porque estaba muy nerviosa y tenía ganas de llorar.
Si le decía a Eze que me lleve, tenía qué explicarle todo, lo mismo que si pedía un remis.
Así que me encerre en el baño a meditar que hacía y finalmente cancelé el turno.
Creo que ahí fue cuando dimensioné que tenía que llamar a Sandra, que no podía seguir así. Y que no era sólo cuestión de sentirme mejor, era cuestión de poder seguir adelante.
El problema es que no sabía como retomar. Ni siquiera quería hacerme cargo de mis sentimientos escribiendo el diario. Imagínense retomar terapia. Donde una persona analiza todo lo que decís y te lo expone cual bomba que detona todo a su paso.
¿cómo arrancaba? ¿cómo explicaba? Y en todo caso, ¿Que explicaba?

Creo que todos habremos pasado por una situación así. Donde sabemos que tenemos que hacer algo, pero no queremos hacerlo y nuestro cerebro se las ingenia perfectamente para que pareciera que estamos “intentando, tratando” de hacer eso que debemos. Pero como no queremos, no podemos por situaciones que no están bajo nuestro control. Y así nos quedamos pasivamente conformes.
¿me explico?
En mi caso, yo no podía retomar terapia porque no encontraba el número de Sandra.
Pensé en buscarla en Google, pero no recordaba su apellido.
Sí, esa débil y patética excusa me fue suficiente durante varias semanas, ya que pensaba, ya voy a encontrar el número, pero los días pasaban y no tenía tiempo de buscarlo.
Hasta que una mañana, abro el Facebook para eliminar la página de mi emprendimiento y ahí estaba Sandra, dándole like a las mismas tortas caseras que yo.
¿Pueden creerlo? Lo que sigue es aún absurdamente más extraño.
Me acuerdo que respire profundo le mande un mensaje a Sandra y cerré el Facebook, creo que con la certeza y la tranquilidad de que la comunicación mediante esa vía iba a ser muy poco probable. No éramos amigas face, así que mi mensaje iba a quedar en la bandeja de solicitud que nadie mira y además, yo no uso el face, sólo lo usaba por la fanpage, soy más del ig.
Pero al parecer cuando algo tiene que ser es.
Sandra vio mi mensaje y me mando uno whatsapp.
¡La tenía agendada!
Sí, ya leyeron, todo este tiempo buscando el número y la tenía agendada.
Sandta psi.
Nunca me di cuenta.
Pensé que había perdido su número al cambiar el cel.
Sabia que habíamos hablado de si retomaba o no, pero fue hace bastante. Estaba segura que no tenía su número, que lo había perdido. Pero no, la perdida era yo. Y sí agendé a mi psicóloga como santa psi. ¿será que estoy buscando la salvación?


La cuestión es que santa Sandra estableció contacto y yo entre en pánico.
No sabía cómo arrancar, me iba a preguntar porque volvía y tenía que explayarme sobre esa sensación espantosa de querer ponerme en off y despertar en otro momento de mi vida sabiendo y siendo consciente de que este era uno de los momentos más lindos, va que debería ser uno de los momentos más lindos de mi vida. Los nenes chiquitos, creciendo cada vez más, descubriendo el mundo con entusiasmos, ya más independientes, con más tiempo para mí, y para la pareja y yo así.
¿Cómo iba a arrancar?
Y de repente entendí que peor era un psicólogo nuevo al que poner al día de toda mi vida, contra uno viejo al que poner al día de unos intensos, pero al fin y al cabo pocos meses.
Así que finalmente después de semanas enteras (o meses) de patear la pelota, acorde retomar terapia con Sandra y para sorpresa mía Ezequiel no hizo ninguno de sus chistesitos. Se que él no cree en los psicólogos. No se creo que piensa que es algo esotérico como Dios y la Virgen y esas cosas en las que se puede creer o no. Se que el piensa que es al pedo que vaya. Pero el hecho de que no me cargue ni ponga palos en la rueda me hizo sentir más aliviada.
Claro que no tan aliviada para confesarle lo que sale cada sesión.
Santa Sandra no atiende por ninguna obra social, sólo particular. Así que hasta el momento omití el pequeño, pequeñísimo detallesito de que cada sesión tiene un valor de $1000 ¿ por qué? Porque ya se lo que va a decir.
“¿ y porque no vas con uno de la cartilla? Sí es lo mismo, son todos iguales”
No entiende lo difil que es de por sí hacer terapia, el piensa que es un hobby, menos lo que es retomar la terapia y menos que meneos va a entender que no tenes química con cualquier analista y que es difícil cambiar al tuyo que ya está al corriente de tu vida por uno que del que no sabes nada, ni el sabe nada de vos. Aunque este en la cartilla.

¿Qué más se perdieron en este mes?

Creo que sólo eso, mucho llanto en el baño. Mucha culpa de madre insuficiente, mucha evasión para ir a terapia y mucha evasión para hablar en terapia y las dos sesiones que estoy haciendo por semana con suma concentración de no tocar ningún tema importante, sabiendo que presisamente eso es lo que deberia hacer y aún así pagando a escondidas $1000 cada sesión.

P.d cambie mi look

Yo y mi fleco, un sólo corazón mientras no haya humedad

Querido Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: